PEELINGS

Sobre el Peeling

La palabra peeling se traduce como “pelado” de la piel. El mismo puede ser químico, cuando se emplea una sustancia para realizarlo; físico o mecánico, cuando se lleva a cabo mediante algún dispositivo; o enzimático, cuando se realiza con un exfoliante compuesto por enzimas. Ya sea de una u otra forma, el objetivo es lograr una renovación de las capas más superficiales de la piel.

Cuando se recomienda el tratamiento?

Según la profundidad se puede utilizar para mejorar el aspecto de cicatrices como secuelas de acné, arrugas leves, marcas de expresión suaves, poros abiertos y sucios, puntos negros y blancos, manchas cutáneas, deshidratación, fotoenvejecimiento, entre otros. Al descamar la piel se reduce el espesor de las capas superiores y el tono se vuelve mucho más resplandeciente. El hecho de pelar la piel reactiva y estimula la producción natural de colágeno, de modo que se forman nuevas células y el rostro luce mucho más fresco y tonificado.

Como es el procedimiento?

Este tratamiento penetra en las capas profundas de la piel y promueve la descamación imperceptible y controlada de las células muertas. Posee un efecto suavizante e iluminador, hidratando y activando la circulación de la piel y mejorando la absorción de otros productos.

Quien puede realizar un Peeling?

Es apto para todos los hombres y mujeres que tengan buen estado de salud. Las excepciones son las mujeres embarazadas, las personas que poseen infecciones sobre la piel o las que poseen heridas recientes.

Que resultados puede esperar?

Al descamar la piel se reduce el espesor de las capas superiores y el tono de la misma se vuelve mucho más resplandeciente. Este tratamiento penetra en las capas profundas de la piel y promueve la descamación imperceptible y controlada de las células muertas. Según la sustancia química o el mecanismo utilizado en el peeling, se obtendrán diferentes grados de exfoliación.

*El resultado de los tratamientos pueden variar según cada paciente